2006/10/17

ARTICULOS DE OPINIÓN.


SE LES PASÓ EL ENFADO por Araceli Muñoz

Hoy, día 12 octubre de 2006, en el acto del desfile militar que se celebra en Madrid, en el que se homenajea especialmente a las Fuerzas Internacionales de Paz; vuelve a ondear, tras dos años de ausencia, la bandera de los Estados Unidos.
Atrás queda el desplante que propinó J.L. Rodríguez Zapatero en el desfile de 2003, quien al paso de la bandera de E.E.U.U permaneció sentado en señal de protesta por la guerra de Irak.
Cabe preguntarse: desde entonces hasta ahora ¿qué ha cambiado? porque, las tropas estadounidenses siguen ocupando Irak, con sus más de 650.000 ciudadanos iraquíes muertos a la espalda; y por lo respecta a los ciudadanos españoles, sigue siendo firme su voluntad de permanecer fuera de esa guerra.
Y puestos a pensar, se nos puede ocurrir que este inesperado "acercamiento" tenga mucho que ver con la intención de instalar en Zaragoza la mayor base militar de la OTAN de toda Europa. El ministro de Defensa Sr. Alonso ha promovido, recientemente, la candidatura de Zaragoza para su futura ubicación, contando, con el beneplácito del gobierno autonómico y local.
Esta base albergaría el centro de mando y control del sistema de vigilancia de la organización; vigilancia en tiempo real, lo que significa que desde ella se podrían preparar y lanzar ataques a cualquier parte del mundo.
Puede parecer una broma pero el tema es grave. Sobre todo, si tenemos en cuenta que en 1990, se consiguió, gracias a las movilizaciones ciudadanas, el desmantelamiento de la base de E.E.U.U en Zaragoza. No olvidemos que la OTAN es una organización subordinada a los intereses estratégicos y económicos de los Estados Unidos. Como tampoco debemos olvidar la andadura España-OTAN: desde el eslogan "OTAN de entrada, NO" del PSOE en 1981, pasando por la integración en la estructura política y no militar del 86, hasta llegar a la efectiva incorporación de España en la Estructura Militar de Mandos en 1999.
Es evidente que nuestros gobernantes, sean del color que sean, van por un camino, y la voluntad y los intereses de los ciudadanos, por otro. Y sin darnos cuenta hemos dado un salto en el tiempo para situarnos, prácticamente, en el mismo punto de hace 20 años.
Los argumentos que se esgrimen, de entrada, deslumbran: puestos de trabajo, inversión en infraestructuras….pero debemos pensar también en los puestos de trabajo que NO se van a generar, precisamente por el condicionamiento que ello supone para el futuro de Zaragoza y Aragón, que solo permitirá el desarrollo relacionado con lo militar, excluyendo así otras posibilidades de crecimiento económico civil. Y en cuanto a las inversiones en infraestructuras, se trata de una reivindicación reclamada por Aragón desde hace décadas, que no debe ir ligada al establecimiento de una base, sino al simple hecho de formar parte del estado español, lo que legitima sus aspiraciones de alcanzar el mismo nivel de desarrollo que poseen otras comunidades autónomas.
Sin embargo, las consecuencias pueden ser nefastas. A parte del aumento del peligro de accidentes aéreos, y el ruido; el aeropuerto civil de Zaragoza verá truncado su vuelo hacia una ampliación y adecuación que lo eleven al lugar que le corresponde como quinta ciudad española, siguiendo su desarrollo limitado por la base aérea.
Pero lo realmente espeluznante es que la base de la OTAN convertiría a Zaragoza-Aragón en objetivo militar.
Y ¿alguien puede garantizar nuestra seguridad?, o ¿es el precio que debe pagarse por nuestra retirada de la guerra de Irak?
Por otra parte, ¿se va a consultar a los ciudadanos aragoneses una decisión tan relevante para su futuro ¿ todos conocemos las respuestas.
Y una cosa más ¿por qué Zaragoza? quizás porque más del 33% de su territorio municipal ya está ocupado por terrenos militares; o porque sería impensable proponer para su ubicación a alguna otra ciudad, como por ejemplo alguna de Cataluña. ¿Es que los aragoneses parecemos más sumisos?
Son muchos los interrogantes, pero hay poco que pensar. No podemos permitir otro error político como el que desencadenó el 11-M, y menos si afecta a nuestra población y territorio. De nuevo se vuelve a poner a prueba la paciencia de los aragoneses, y como en tantas otras ocasiones, nuestra respuesta será inequívoca y rotunda : NO A LA BASE DE LA OTAN EN ZARAGOZA.
Y ahora los que estamos enfadados somos nosotros.

Araceli Muñoz


--------------------------------------------



PARQUE EÓLICO ¿SI O NO? por Andrés Rodríguez

Se vuelve a hablar de la posible instalación de molinos de viento (parque eólico) en el término de Torrelapaja, Berdejo, Bijuesca y Malanquilla. Hasta la fecha, la información oficial de la situación de éste proyecto yo la califico de nula, al menos en Torrelapaja, ya que lo poco que sabemos la mayoría, es de oídas y comentarios de barra de bar, o de lo que investigamos por nuestra cuenta dándo palos de ciego. Me dispuse a buscar en el BOA algo relaccionado con éste tema y lo único que encontré es lo siguiente:
En Enero del 2004 el Gobierno de Aragón emitía la aprobación del parque eólico denominado Aranda del Moncayo 1. que como el mismo BOA dice, comprende los términos municipales afectados de Malanquilla, Bijuesca, Berdejo y Torrelapaja. En las valoraciones medioambientales puntualizan que éste parque eólico, para evitar afectar a enclaves frágiles,se restringirán las instalaciones a los polígonos de los parajes «Navafría» y «Alto de la Loma» .

En varios ayuntamientos de los términos nombrados se ha realizado una consulta formal a su censo decidiéndo así, y positivamente, la instalación de los molinos correspondientes a cada término. Éste proyecto, por lo visto, pretende instalar solo en el término de Torrelapaja 10 molinos y el centro de transformación de todo el parque eólico, desde donde partirá la linea de enganche a la red. Por lo visto los ayuntamientos recibieron el estudio de impacto medioambiental, ojo, el realizado por la empresa instaladora, a parte de datos técnicos como la rentabilidad economica y productividad de éste proyecto.
Consulté si se había solicitado por parte de algún ayuntamiento otro estudio de impacto medioambiental que se contrastara con el de la empresa instaladora y que como es predecible y habitual no suelen ser del todo imparciales. Por lo visto no ha sido así. Así que los vecinos de Torrelapaja nos vamos a ver, espero, en la situación de decidir la instalación de éste proyecto del que desconocemos factores y detalles muy importantes. A no ser que se nos informe antes en un concejo, donde nos expliquen y enseñen el estudio de impacto medioambiental, en el que figuren tanto el impacto visual, acústico y el faunístico (medidas contra ellos), y si la información que he recibido es real, la situación concreta del centro de tranformación y sobre todo los lugares por donde pasará la linea eléctrica de enganche a la red. Solo conocemos (extra-oficialmente) la cantidad de euros que "producirán" al ayuntamiento cada molino por año.

Considero que hay muchas cosas de las que nada sabemos y son de vital importancia para el futuro de Torrelapaja. Soy incapaz de ponerme en contra o a favor sin saber que se va hacer y como puede repercutir ecológica y socialmente a nuestro pueblo.

1º Desconocemos el informe de impacto medioambiental. Ni el de la empresa ni el de DGA-Consejería de Medio Ambiente. Sabemos cuales son las afecciones de ése tipo de instalaciones, pero desconocemos las producidas en éste lugar, tanto los niveles de afeccion acustica, visual o faunistica.
2º Desconocemos la situación esacta de cada molino: Por lo visto, serán situados en término municipal, así que el ingreso anual será integro para el ayuntamiento. Por lo contrario, si fuera en terrenos privados, solo algúno se vería beneficiado economicamente mientras todo el pueblo "afectado" ecológica y socialmente, incluso el propietario.
3º Desconocemos si se situará el centro de tranformación en Torrelapaja. Sus riesgos, su situación.
4º Desconocemos hacia dónde y por dónde se dirijirá la línea eléctrica de enganche. Sus riesgos su impacto visual, etc.
Y 5º Desconocemos la remuneración económica al ayuntamiento, que en definitiva es para el pueblo, y desconocemos también las intenciones del mismo, respecto hacia que van a ser dirijidos esos ingresos anuales.

A parte de éstos 5 puntos podemos reflexionar sobre de que depénde el futuro de nuestro pueblo, si merece la pena explotar TODOS los recursos naturales posibles de su término, si queremos limitar las zonas de caza, de ocio (paseos, escursiones). Podemos plantearnos hasta donde llega el beneficio para el pueblo que aportan TODAS las explotaciones de sus recursos, si éstas limitarán cualquier opción de futuro que ofrece un lugar como éste basados en el turismo cultural, rural y medioambiental. Si de alguna forma limitarán cualquier opción de dotar con algún tipo de protección (red natura,zepa,etc) la ribera alta del manubles, protejiendola así de macroproyectos tipo la mina de Borobia.

Si no os interesan éstos 5 puntos, si no los quereis tener en cuenta, imaginaos que os ofrezco pintaros las fachadas de vuestras casas y os pago 10 euros a cada uno por hacerlo. Eso sí, el resultado de mi "obra de arte" no lo cuestioneis depués de aun encima haber recibido dinero por pintaros la casa.

Sin información ¿como vamos a decidir? ¿que es lo que vamos a decidir?.

Andrés Rodríguez.